Copa & etiqueta.

Hemos asistido a diversas reuniones de etiqueta y nos abruman con diferentes copas durante la cena.

A continuación te daremos un pequeño resumen de su uso específico para que no te tome por sorpresa en tu próximo evento:

Copa de agua.  Se utiliza para agua y zumos. Su uso correcto es servirse hasta un 4/5 de la copa como máximo.Es una copa de gran tamaño, ligeramente abombada.

Copa de vino tinto.  Se acostumbraba a que esta copa era más pequeña que la de agua, sin embargo,  ahora se empieza a imponer una gran copa. Debe servirse de 2  a 3/5 de su capacidad dependiendo del tamaño de la misma. Es una copa ancha, de gran cavidad abombada.

Copa de vino blanco.  Por su necesidad de tomarse frío, es más pequeña y estrecha que la copa de vino tinto. Al igual que el vino tinto, solo debe llenarse a 2/5 de su capacidad.

Copa de champagne. Copa abierta de cristal, alta y delgada, es liviana y posee un cuello largo, desde el cual esta debe sostenerse.  Debe servirse a 4/5 de la copa.

Copa de flauta. Copa abierta de cristal, alta y delgada, es liviana y posee un diseño elegante, con un pie un poco más grueso desde el cual esta debe sostenerse.  Debe servirse a 4/5 de la copa.

Existe la Copa de champagne baja, una copa  de baja altura, con cristal y boca anchas, de piel alto y delgado. es liviana y posee un diseño elegante, en realidad existen dos formas de sostenerla, por el pie, aunque se ha estilizado abrazar el cuerpo de la copa al brindar esto no es recomendable, por otro lado esta copa no es tan popular.  Debe servirse a 4/5 de la copa.

Un consejo que podemos brindarte es, nunca levantes la copa para que sea servida, la copa debe permanecer en la mesa y el mesero debe servir sin tocar el borde, de esta manera, la cena fluye con propiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *